sábado, 17 de julio de 2010

Fuego en su piel

¿ Mamá , podías darme algo de dinerín pa ir a las rebajas ? . Eso fué el jueves.
Casi que me voy al barbero a cortarme el pelo . Viernes.
¿ Me quito las patillas o me las dejo?, ahh por cierto , esta noche salgo . Sabadín , sabadete.
Seguramente los que conocen de mi vida ya saben a quien menciono , a los demás os diré que soy madre de un hermoso cachorro de veinte añazos. Pues bien , lo de los días anteriores no me sorprendió pero ya esta tarde ante tantos preparativos no me quedó mas remedio que pensar aquello de , cuate , aqui hay tomate. Una que intenta ser madre con memoria asumiendo lo que es absolutamente normal , le eché un cable mientras intentaba sin éxito sonsacarle algo ya que en cuanto se huele mi afán por saber , siempre me corta diciéndome , no lo intentes , eres mi madre , no pienso contarte según que cosas ( y el muy capullo se larga riendose ). Bueno , pues eso , después de meterle un billetín en el bolso y darle un beso(no pinchaba el tío nada de nada ) recordandole lo de , ten cuidadín , no bebas mucho , portate bien............pero......pásalo bien , abandonó el hogar con tal fragacia que me alegré de la noche de viento que parecía se avecinaba. Directa me fuí para la cocina con una sonrisa en la cara , encendí un cigarrillo y empecé a recordar , aquellos tiempos en los que un sábado no era otra cosa que dormir y prepararme para salir , prepararme sin prisa , tranquilamente , deleitándome en cada pelo de las pestañas . Si , se que aquellas que viven con diversas obligaciones de adulta me están entendiendo perfectamente . No era la juventud amigas , era el tiempo , la falta de estrés , la ilusión ..........bueno si , igual era la juventud. El caso caso es que nuestro cutis respiraba ganas de comerse el mundo y ahora aunque la mitad de las veces una sale con los dientes pintados de carmín y el pelo sin acabar de estar seco tenemos que estar orgullosas ya que somos los únicos mamíferos capaces de que mientras nos depilamos la entrepierna hacemos por ejemplo sin darnos un pijo de importancia unas albóndigas ( no se si es el ejemplo mas higiénico , cambienlo si eso por , mientras se nos secan las uñas de los pies nos planchamos tres camisas ).
Ahí os dejo una canciocina para que dejeis de remover el pisto por un momento y recordeis algun buen momento. Seguro que lo encontrais por ahí escondido.



Cuatro y cuarto de la mañana y aún no llegó a casa , la cosa pinta bien.

3 comentarios:

Rose Holiday dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Moni dijo...

Aunque sé que llego tarde, sólo quería que supieras que mi retoño está a punto de cumplir 17, asique ya me estás contando más y más para saber a lo que me enfrento(jijijiji)...Todos pasamos por eso, y son los mejores recuerdos que tenemos!!!! Un besazo

Ciudadana Coja dijo...

JAJAJAJAJA!! mi nene tiene 5 años, así que, de momento miraré para otro lado pensando que siempre será mi peque :)
Pero me ha encantado el ejemplo que has puesto sobre nuestra capacidad de ... ejem, digamos hacer varias cosas a la vez.
Un beso grande, (y tampoco pincho, así que, un gustazo)